, , ,

Cómo Pintar una Pared con Humedad

Hay algo que es básico: Para quitar manchas de humedad en las paredes primero hay que eliminar la causas que producen esa humedad. Lo demás es sólo «maquillaje» que durará lo que un suspiro.

¿Te gustaría saber qué hacer con una pared con humedad? 

Ahora que tenemos en claro la idea, voy a darte algunos consejos que seguramente ayudarán a solucionar tus problemas.

Humedad en Paredes: Los Riesgos de No Hacer Nada

La humedad tiene la triste virtud de ponernos a todos en un plano de igualdad.

Tener muros con humedad, manchas de moho o revoques descascarados (desconchados) no sólo es un problema estético. Este sería el más leve de los perjuicios: nos acostumbramos a ello y ya está!!

Una mancha de humedad no incomoda sólo por su apariencia sino que también repercute en la salud de quienes habitamos la casa. Alergias, rinitis, asma, son algunos de los males asociados a la presencia de humedad crónica. A eso habrá que agregarle olor a moho en el aire; ropa que nunca termina de secarse y vidrios empañados.

Y aún más; la que sufre también es la propia casa. Una pared con humedad o un cielorraso que se desprende terminan afectando la estructura del lugar que habitamos. Si no hacemos algo para solucionarlo, es probable que en un tiempo sea tarde para hacerlo.

Entonces: ALGO HAY QUE HACER

Aunque parezca un contrasentido, empecemos por lo que NO HAY QUE HACER, dicho en otros términos: NO SE DEBE PINTAR sobre una pared con humedad.

Toma en cuenta los riesgos de pintar sobre un lugar que está húmedo. En el 100% de los casos (o sea SIEMPRE) la humedad terminará reapareciendo. Habrás gastado tiempo y dinero para que todo esté como al principio.

No voy a defraudarte; voy a contarte cómo pintar una pared con humedad (paso a paso). Pero abordemos el problema de una forma inteligente.

Lo lógico es que primero te cuente cómo «arreglar» una pared con humedad.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de humedad en paredes? ¿Cuál es el tratamiento antihumedad más adecuado?

Tipos de Humedad en Paredes

Las 3 formas más comunes de humedad en paredes, tienen que ver (casualmente) con 3 causas diferentes. Veamos cuáles son y cuál es la forma segura de resolverlas.

Humedad por Filtración: Soluciones y Causas

Se denomina humedad por filtración a aquella que se produce por el ingreso de agua por huecos o grietas en los muros. En ocasiones ni siquiera es necesario que haya fisuras. Los muros están compuestos de elementos porosos. Si no están convenientemente protegidos de la humedad terminarán dando lugar a manchas.

Las filtraciones generalmente se producen como consecuencia de zonas sin impermeabilizar o con impermeabilización deficiente. El agua es implacable y logrará atravesar cualquier sector expuesto a la intemperie:

  • Muros al exterior
  • Cubiertas de Techos
  • Uniones entre aberturas y muros
  • Paso de instalaciones
  • Embudos
  • Uniones constructivas entre distintos materiales (ladrillos y hormigón, etc.)

Notarás que todas estos puntos de acceso tienen que ver con la exposición al agua de lluvia. Pero la cosa no termina allí.

Las causas de la humedad por filtración también pueden tener que ver con pérdidas en instalaciones de agua. Un cañería (tubería) averiada por golpes, malas uniones o vejez terminará provocando humedad en paredes.

El mejor tratamiento para la humedad por filtraciones será interrumpir las causas que lo originan. Para ello primero habrá que tener un buen diagnóstico. Consejo: evitala «automedicación» y mejor llama un técnico.

¿Cómo solucionar la humedad por filtración?

  • Pinturas impermeabilizantes (cuando fallan los revoques exteriores)
  • Selladores de silicona o poliuretánicos (cuando hay grietas o fisuras en techos y muros)
  • Membranas líquidas o membranas asfálticas (cuando la azotea o el techo «gotea»)
  • Reparando la cañería o tubería averiada (cuando esta se ha dañado)

Este es un caso de humedad en paredes originada por causas externas. En este vídeo podrás ver cómo solucionarla desde afuera y desde adentro.

, ,

Cómo Limpiar un Piso de Madera

La elección de pisos de madera o parquet quizás no sea la de otros tiempos, sobre todo ante la aparición de otras opciones más actuales (cerámicos, porcellanatos, vinilos, laminados, etc,).  Pero de todas maneras aún son muchos los que  habitan casas con suelos de este tipo, y que están interesados en que se sigan viendo como el primer día.

Para que esto ocurra será fundamental no solamente el uso cuidadoso que hagas de ellos sino también el adecuado mantenimiento que les des. Por eso vamos a los consejos que puedan servirte.

Sin dudas los dos mayores enemigos de los pisos de madera o parquet son los rayones (arañazos) y el agua. Los primeros arruinarán su apariencia envejeciéndolos prematuramente, en tanto que la segunda (el agua) puede llegar a deformarlos y ocasionar que degraden hasta desprenderse de su base.

Teniendo en cuenta esta circunstancia (que nunca deberás olvidar), voy a tratar de darte una guía general para el mantenimiento de los pisos de madera:

 Aunque resulte obvio decirlo: ¡¡el piso de madera no es un cerámico!!, y por lo tanto no deberías limpiarlo como tal.

La madera es un material orgánico, de poros abiertos y muy propenso a absorber la humedad. Por eso no deberás usar demasiada agua para limpiarlos porque IRREMEDIABLENTE van a terminar arruinados. El entablado o las tablillas del parquet se van a ir torciendo y en poco tiempo van a comenzar a despegarse de su base.

➤ Si vas a usar un trapo húmedo para no levantar polvillo te recomiendo que apliques este criterio:

En principio que sea un trapeador suave ligeramente humedecido en agua y escurrido. ¿Cuál es el límite?

Tómate el trabajo de limpiar el trapo a menudo durante la limpieza del piso de madera y vuelve a limpiar el cubo (balde), si el agua se pone demasiado sucia.

➤ Si por cualquier circunstancia se derramó líquido o penetró el agua de lluvia por una ventana abierta, es importante que tengas a mano un paño suave y seco  para absorber toda la humedad que puedas y evitar que penetre en las tablillas.

Si no lo descubriste a tiempo y el agua pasó un buen rato sobre el piso de madera, tendrías que intentar colocar papel de periódicos sobre la madera para que absorban la humedad durante varias horas.

➤ Tendrás que evitar en lo posible arrastrar muebles sobre el piso de madera. De tener que mudarlos o reubicarlos lo más aconsejable es que los levantes del piso.

Paso a paso

Uno de los principales agresores del piso de madera son las patas de las sillas. Debajo de ellas suele acumularse el polvo que viene en nuestro calzado, que junto a la fricción que produce el continuo arrastre que hacemos al moverlas, terminan actuando como una lija que desgasta la madera.

Para estos casos aquí van 3 consejos básicos para saber cómo limpiar el piso de madera:

  • Colocar una alfombra de fibras en el ingreso de la casa para tratar de dejar allí gran parte de la suciedad que traemos desde afuera. Las partículas de polvo RAYAN la superficie de la madera como un papel abrasivo. Si quedan atrapados NO rayarán los pisos. En el mercado hay muchas alfombras de fibras sintéticas  resistentes que son lavables y retienen muy bien el polvo.
  • Hacer el esfuerzo de barrer más a menudo el sector del comedor donde están mesas y sillas.
  • Si amas mucho!!! tu piso de madera ツ, podrás tomarte el trabajo extra de pegar bajo las patas de los muebles topes de fieltro   o goma (al menos en las sillas)  para suavizar el roce sobre el piso. No te demores en hacerlo! Te aseguro que ayudan mucho a mantener la buena apariencia y salud de la madera.

➤ Para limpiar el polvo del piso de madera es preferible que uses una aspiradora de cerdas finas antes que una escoba. Las cerdas removerán mejor el polvo y la arena de las juntas y al aspirarlo evitarás el arrastre sobre el suelo que siempre será abrasivo.

➤ Otra cosa que deberás tener en cuenta es evitar la exposición directa del parquet a los rayos del sol.

Más allá de el saludable ingreso del sol durante una parte del día, si la habitación no se está usando es aconsejable mantener las cortinas cerradas. De esta forma contribuirás a que el piso de madera no se decolore prematuramente.

Igualmente es importante que sepas que, al poco tiempo de ser colocado, cualquier piso de madera experimentará un proceso natural de cambio de color debido a la exposición a la luz natural y el uso, por lo que no deberían preocuparte demasiado estos cambios naturales que no se pueden evitar, más allá del cuidado de no exponer el piso de madera directamente al sol.